Cómo se hizo la tesis (4/6): Desmontando a Jose

Al utilizar mis diarios, la tesis tenía que ser autobiográfica. O más bien otro-biográfica, yo no tengo tanto que contar, sólo lo que me han enseñado y he vivido con los demás.

Bajo esta premisa, me cogía a mí mismo, me dividía en experiencias, me ponía en perspectiva y trataba de darlas sentido. Cuando lo encontraba, una pieza más que encajaba; Cuando no, a pensar más, a mirar nuevos horizontes, a consultar,… Claro que a veces surgía cierto miedo, porque lo que veía me recordaba a mí mismo.

El ser yo el reflejo y el escribiente a la vez hacía que en algunas ocasiones sintiera vergüenza de mí mismo y en otras que pensara cómo he podido hacer eso, qué estupideces más grandes había hecho. Sin embargo en otros momentos todo era alegría, buenos recuerdos, emociones placenteras. Tal cantidad y variedad de sensaciones hacían que la escritura fuera una tormenta emocional. A veces tocando las nubes, a veces estrellado contra la tierra. Con ganas de no dejar de escribir, con el deseo de abandonar el apartado.

En un principio traté de ocultarlo escribiendo en tercera persona. Una idiotez cuando ya había expuesto que era autobiográfica. Era un no quererme reconocer en mí mismo.

Pobres directores, ¡qué peleas libraron para hacerme razonar!.

El momento más duro fue la escritura de un par de páginas que me costó una tarde de lloros hiposos y palabras entrecortadas. Pero era un sufrimiento necesario, como he podido comprobar posteriormente. La honestidad ante todo, y un mal recuerdo es parte de una vida. Es más, una mala experiencia puede dotar de sentido mucho de lo hecho después.

Al final, es poner las cosas en perspectiva. Todo tiene su razón de ser.

Un amigo me regaló un libro que había escrito unos años antes y me dijo “¿todo lo escrito lo pienso?”. A lo que él mismo respondió “En su momento sí”. La biografía es igual, se vive a priori. El recuerdo sólo es darse cuenta de que se hizo, disfrutarlo y aprender para la próxima vez. No se puede recordar el pasado con los ojos crueles del presente. El pasado es motivo de un profundo respeto, y hasta de orgullo. Es lo que me ha hecho ser lo que soy hoy.

Anuncios

Acerca de jjbarba

Profesor con dudas, estudiante curioso, Maestro de nada, aprendiz de todo, Experto en utopías, soñador ambicioso.
Esta entrada fue publicada en Tesis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cómo se hizo la tesis (4/6): Desmontando a Jose

  1. Mónica AG dijo:

    Simplemente he disfrutado leyendo tu entrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s