Depedro, educación y Universidad (Carta abierta a Jairo Zavala)

 

El jueves fue un día especial amanecí en Ávila, tome rumbo a Valladolid a entregar mi tesis. Una tesis que mis directores dicen que es autobiográfica, aunque yo digo que es otrobiográfica, porque no deja de ser lo que otros han hecho de mí. Así es la vida. De Valladolid a Segovia y rápidamente a Salamanca. Un día “on the road”. Allí nos esperaba un músico impresionante: Depedro. Este concierto era una buena forma de acabar una etapa. Mi vida tiene banda sonora. Siempre escucho canciones que explican cómo me siento.

Ya había visto a Jairo con los 3000 hombres en un concierto inolvidable que se alargó hasta el cierre del bar. Los músicos disfrutaron, y nos hicieron disfrutar sin que el tiempo pasara. Einstein explicaba que la relatividad del tiempo es muy fácil de experimentar, cinco minutos al lado de una mujer hermosa es un suspiro, pero con una mano en agua caliente es una eternidad. Ese concierto fue un suspiro.

Años después cuando escuché “la memoria” me emocioné profundamente. Tanto que desde aquel momento es mi politono. Pero claro, a alguien que hace una tesis sobre Pedagogía Crítica, una canción sobre la opresión es una melodía de sus ideas. También nos vimos en un concierto en “el Corrillo”.

En esta ocasión fue distinto porque, como siempre, Jairo va a más. En el ambiente hubo magia. Desde mi primera fila observaba fascinado como el niño al que le sorprende la vida. Pero lo mejor estaba por llegar. Presentó “Nubes de papel” diciendo que a los niños no los enseñamos a quererse. Verdad y vergüenza profesional; soy maestro y pedagogo.

Pero en ese momento estaba lanzado, escuchaba con el alma, dispuesto a dejarme emocionar. Y llegaron las musas. “Soy más de lo que crees”. Me asaltó una imagen mental, era yo de niño, con un maestro que me maltrataba. El recuerdo le tenía olvidado, hasta que formó parte importante de mi tesis otrobiográfica. Entendí porqué no pudo conmigo. Muchos miles de páginas leídas, de clases, de conferencias, de cursos, de…; y lo entendí en un concierto. Cuanta sabiduría en seis palabras. La grandeza de lo sencillo.

Seguí dejándome seducir por más ideas. Las canciones no me decían lo mismo que en el disco. Eran como fuegos artifíciales, estaba en un concierto y las frases de las canciones estimulaban mi pensamiento. Vivía en un torbellino de ideas y emociones. Me sentía mecido por el viento.

Pero aunque el pensamiento se detenga la vida sigue. Al día siguiente tenía que trabajar a 200 kilómetros. El viaje de vuelta a casa seguía siendo una tormenta de frases deslavazadas que Montse me ayudaba a entender y, el viaje al trabajo, un torbellino de ideas sin orden. Estaba emocionado porque ideas y frases me habían llegado al alma. Sabía que estaba ante la piedra filosofal, sin encontrar las instrucciones de uso. Pero no hay nada que cuatro clases en la universidad no te aclaren. En nuestras clases tenemos la costumbre de compartir todo lo que nos surge y pensar como maestros en ello. Esto nos enseña mucho, es más, nos enseña lo que nos interesa. Compartí la relación que había visto entre las letras de Depedro y la educación. Tan apasionado debía de ser, que uno de mis intelectuales me dijo que si había ido a un concierto para maestros.

Sí, los he llamado mis intelectuales, no los llamo estudiantes porque no aprenden estudiando sino pensando. Por supuesto que me abrieron los ojos de la mente. A casi ninguno les han enseñado a estudiar, ni a pensar autónomamente, ni a hablar de cosas importantes en un bar, ni a interpretar el amor, ni la sensibilidad hacia el otro, ni les han dicho que confían ciegamente en ellos, ni a preguntarles por sus sueños… Pero…

Me explicaron que nosotros, en clase, construimos sueños, que siempre les pido que se imaginen como maestros, que imaginen su colegio y, que la tarea más difícil que han hecho es imaginarse dentro de 10 años. Claro que, es que a algunos ya les habíamos enseñado a no soñarse. Yo dedico gran parte de mis energías a que, como maestros, sean sensibles al niño. Les ruego que para ser buenos maestros no le enseñen, que le ayuden a descubrir el camino de la curiosidad para ser el mismo. Pero claro, eso supone que pido a mis intelectuales que sean lo que Jairo llama “un soñador entre los locos”. Y ser un soñador que recorre las calles es duro.

Al acabar el concierto Jairo se puso a la puerta a decirnos adiós. Habíamos ido a verle y como buen anfitrión nos despidió. Al verle me hubiera gustado contarle que aprendí más de mi trabajo en su concierto que en los dos últimos años, pero no era el momento. Bueno, a lo mejor sí, pero me cuesta mucho hablar fuera de las clases ya que las palabras me surgen con la pasión y transmitir emociones da vergüenza. Cuando estuvimos de frente sólo se me ocurrió decirle: “eres de puta madre”. Me dio las gracias por asistir. Le dije que le vería en Ávila y que le había visto varias veces. Tuve la sensación de que se emocionó, me dio las gracias de nuevo, descruzó los brazos y me apretó la mano con una fuerza descomunal, todavía hoy me duele.

Bueno, como yo soy más de escribir he redactado estas líneas de agradecimiento a Jairo. Me hubiera gustado hablar contigo desde la sensibilidad que mostraste cuando presentaste las canciones, hubiera podido aprender mucho.

Gracias por abrirme puertas que en los próximos meses iré explorando. Nos vemos en Ávila.

Anuncios

Acerca de jjbarba

Profesor con dudas, estudiante curioso, Maestro de nada, aprendiz de todo, Experto en utopías, soñador ambicioso.
Esta entrada fue publicada en Música, Reflexiones sobre el día a día, Universidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Depedro, educación y Universidad (Carta abierta a Jairo Zavala)

  1. Mónica AG dijo:

    Tus letras me han llegado José Juan y he disfrutado leyéndote porque he sentido la emoción de tus palabras.
    Eres grande, un abrazo
    🙂

  2. jjbarba dijo:

    Tu si que eres grande. A ver cuando tomamos un café

  3. Mónica AG dijo:

    Cuando quieras, para mí será un placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s