La felicidad despues de un terremoto

La realidad no es única, la realidad es múltiple. Hay tantas realidades como personas están presentes en ella. Así cada uno la interiorizamos y la interpretamos desde nuestra perspectiva y es en la mente en donde tratamos de objetivarla. Considerar que hay una única realidad y que todos vivimos la misma es una utopía. Así Habermas propone que la realidad se construye mediante el dialogo intersubjetivo, reconstruyéndola desde nuestras propias subjetividades podemos llegar a ciertos acuerdos.

Una vez explicado esto me adentro en una visión que me ha llamado mucho la atención. Estaba viendo el informativo de CNN+ hace un par de horas cuando pusieron una noticia referente al terremoto de Chile. Una familia  se encontraba desolada en un cerro con la ciudad al fondo. Comentaban que lo habían perdido todo y estaban con el coche y cuatro cosas más en un descampado temiendo un próximo tsunami. En ese momento un niño de unos seis años ha pasado al fondo de la imagen botando sobre un balón gigante y con una sonrisa enorme. Imagino que esa no era el retrato que quería dar el periodista y unos pocos segundos después entrevistaba al niño haciéndole decir que sentía triste por lo que había pasado. Digo que el periodista hizo decir eso al niño, porque ese juego simple y con esa cara sonriente no se puede fingir.

Me ha hecho replantearme la realidad de la situación. En un momento de crisis material y humana, y la consiguiente crisis personal derivada de esta, los adultos se encuentran asolados, mientras que el niño es capaz de encontrar la felicidad. El niño apenas necesita nada, están sus padres, tiene un poco de comida y una pelota para poder experimentar el mundo. No le hace falta más.

Marina explica que la felicidad tiene un factor objetivo y uno subjetivo. El objetivo hace referencia a las condiciones necesarias para la vida que han de estar satisfechas, y el subjetivo a los momentos en que una persona consigue ser feliz, siendo sólo posible si se tiene cubiertos los factores objetivos. Supuestamente el objetivo poco a poco se va teniendo en cuenta en Constituciones, Declaración de los Derechos Humanos… Así hay derechos como el respeto a la vida, el derecho al trabajo, el derecho a la vivienda, …, que parecen factores necesarios para la vida. En cuanto al subjetivo, es necesario que estén cubiertas las necesidades básicas de la persona,  en determinados momentos puede ser feliz. Porque la felicidad no es eterna, es momentánea, como el dolor, la alegría, la tristeza,…

Pero para el niño del balón la felicidad objetiva es de lo más sencilla. Después de una crisis enorme que deja a un país sin medios materiales, y sin algunas vidas, el niño tiene lo que necesita. Sus factores mínimos para ser feliz son su familia, un poco de comida, y algo para explorar el mundo. Teniendo estas cosas botar en un balón puede ser un acto de felicidad subjetiva.

Esto nos lleva a lo que puede ser una crisis personal, y la forma de ser feliz en la misma. Hay para quien los mínimos objetivos para ser feliz son: un buen sueldo, una casa amplia, un mes de vacaciones en la playa,… Para otros, sin embargo, para ser felices nos vale con poder hacer lo que nos gusta, compartir la vida con las personas que nos hacen felices y tener lo justo para vivir de forma austera.

De lo expuesto me cabe la duda de si los Derechos Humanos y Constituciones al incluir las posesiones como necesarios para la felicidad objetiva no han comenzado una labor de concienciación respecto a que la felicidad la da el poseer, y no el ser.

Anuncios

Acerca de jjbarba

Profesor con dudas, estudiante curioso, Maestro de nada, aprendiz de todo, Experto en utopías, soñador ambicioso.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones sobre el día a día y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La felicidad despues de un terremoto

  1. me recuerda a una frase que decía mi abuela; “no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”

  2. jjbarba dijo:

    Cuanta sabiduría en tan pocas palabras

  3. Gus dijo:

    ¡Grande,José!
    Con las debidas referencias,comentaré tu escrito con los alumnos.No es la primera vez que les digo “como dice un buen amigo mío…”.
    Un abrazo!

  4. jjbarba dijo:

    #3, Gustavo tu si que eres grande

    ¿Crees que se puede comentar en primaria? Al final terminas como yo que no tenia clara si la educación física era lo importante, o si era la excusa para hacer cosas importantes

    Un abrazo

  5. Gustavo dijo:

    Pues mira,sí se lo comenté.La verdad que no estoy seguro de estar enseñando algo de Educación Física (hombre,creo que algunas cosillas sí están aprendiendo);pero sí estoy seguro que están aprendiendo cosas mucho más importantes:a aceptarse tal como son,a que vean que todos somos buenos en determinadas cosas y también malos en determinadas otras,que sean empáticos,que se sientan felices con su propio cuerpo,etc.Vamos,les enseño lo que yo llevo intentando aprender treinta años.
    ¡Y qué mejor asignatura que la nuestra para conseguirlo!
    Un fuerte abrazo!!

  6. jjbarba dijo:

    #5 Bienvenido al club. Yo tampoco estaba nada seguro de hacerlo. Pero ellos aprendían cosas, pensaban, reflexionaban, mejoraban sus movimientos, les apetecía estar allí… Eso es lo importante.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s